Michelin® y Sébastien Ogier comienzan el año ganando el Rally de Monte Carlo

 

Sébastien Ogier inició la defensa de su campeonato en el WRC con un triunfo autoritario en el Rally de Montecarlo dejando en el segundo sitio a Ott Tanak para un 2-3 de Toyota con Jari-Matti Latvala.

 

 

La sabia decisión de montar llantas Michelin®, entre los primeros de la clasificación general era prácticamente idéntica, combinando neumáticos Michelin® superblandos, blandos y dos neumáticos de nieve con clavos para tratar de asegurarse esos kilómetros helados de la primera pasada por el Turini. Sin asistencia intermedia entre los dos tramos del primer bucle y los segundos, muchos optaron por jugárselo todo, especialmente Thierry Neuville, Craig Breen y Andreas Mikkelsen, los cuales decidían prescindir de las llantas Michelin® de nieve para llevar todo de ‘seco’.

 

En estas condiciones, Ogier volvería a sacar provecho de su posición de salida para encontrarse zonas algo más barridas en las zonas de hielo y nieve. Tänak se lo tomaría con más calma, algo que le hacía afrontar las últimas tres especiales con 45 segundos de desventaja, los cuales ampliarían hasta los 46,2 segundos al paso por él Col de Braus.

 

A pesar de algunos sustos de hombres como Thierry Neuville, Bryan Bouffier o Esapekka Lappi, no parecía que fuera a haber grandes incidencias entre los primeros, coronándose Sébastien Ogier junto a su copiloto, Julien Ingrassia, por quinta vez consecutiva (sexto triunfo en Monte Carlo), de una forma mucho más dominante que la del año pasado, edición en la que se llevaría la victoria tras el error de Neuville y después de haber liderado sólo los últimos cuatro tramos. Ott Tänak por su parte, además de liderar la formidable actuación de Toyota GAZOO Michelin® Racing, también dejaba la primera demostración de lo bien que le ha sentado abandonar M-Sport Michelin® y salir de la sombra de Ogier, ahora será Latvala el que se preocupe por el estonio.