Toyota – Michelin® con Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Anthony Davidson tomaron el triunfo en las 6 hrs. de Spa-Francorchamps

 

Tras su victoria en la cita inaugural de Silverstone, la casa nipona dominó las 6 Horas de Spa-Francorchamps. El auto número 8 de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima repitió triunfo pese al gran cierre del final de sus compañeros del número 7, Kamui Kobayashi y Mike Conway.

 

Pese a ese dominio final, Porsche – Michelin® estuvo más cerca de Toyota – Michelin® que en Silverstone. Por ejemplo la pole fue suya, pues el 919 hybrid #1 de Jani, Lotterer y Tandy logró batir por más de medio segundo a los tres Toyota TS050 – Michelin®. Y pese a que la amenaza de la lluvia no se cumplió en carrera más que por unas gotas en la parte final, los alemanes metieron el susto en el cuerpo a Toyota al retrasar su última parada, a apenas diez minutos de la bandera a cuadros, una opción estratégica condicionada por un toque previo con un LMP2. Lo que determinó cuál de los Toyota a tiempo completo se llevó la victoria fueron los periodos de bandera amarilla en toda la pista, que beneficiaron al TS050 #8 frente al #7 pese a los intentos finales de Kamui Kobayashi.

 

Quizá la mejor noticia para Porsche – Michelin® y la peor para Toyota – Michelin® sea la comparación entre sus paquetes de baja carga aerodinámica. Mientras que Porsche se quedó a medio minuto de la victoria en Spa con el coche que emplearán en las 24 Horas de Le Mans, el Toyota #9 de Kunimoto, Lapierre y Sarrazin perdió dos vueltas. Pero también hablamos de un equipo que necesita rodaje y con un novato como el japonés en el equipo. En todo caso las incógnitas de cara a la gran cita de la temporada siguen ahí. Y si fallan a nivel de fiabilidad, ojo con el ByKolles que en Spa sí logró terminar la carrera en sexta posición.

 

Entre los GTE-Pro la prueba fue un duelo Ferrari-Michelin® y Ford GTO – Michelin®, recordando así la pasada edición de las 24 Horas de Le Mans, pero a medida que avanzó la carrera se fueron destacando los Ferrari 488 de AF Corse, autores de un doblete a imagen y semejanza del logrado por Toyota en LMP1. Sam Bird y Davide Rigon se llevaron la victoria por delante de sus compañeros James Calado y Alessandro Pier Guidi y del primero de los Ford, en manos de Mücke, Pla y Johnson. 


Ir Arriba